Constructora debe pagar más de US$98.000 por daños de termitas.

Una empresa constructora australiana ha sido condenada a pagar casi 100.000 dólares a un cliente después de que su casa sufriera severos daños por termitas debido a “defectos de construcción”.

En noviembre de 2001, Martha y Todd Tracey contrataron  a un constructor licenciado,  Rodney Wagner,  para construir una casa con bloques de ladrillos sobre una losa de hormigón en su terreno ubicado en Woodgate.
“Mientras la constructora era la empresa Olindaridge, la construcción fue llevada a cabo por el Sr. Wagner y desde luego por los subcontratistas del constructor,” dijo David Lewis, miembro del tribunal a cargo del juicio.
“Uno de ellos fue Termimesh – su función era instalar un producto llamado termimesh alrededor del perímetro de la losa, y para las penetraciones en esta.”

En el 2008, Tracy notó “cosas raras” en la casa.
“Las cornisas se caían a pedazos y las puertas de descuadraban”, dijo Lewis.
Ellos no entendían el problema. Sin embargo, en septiembre de ese año, descubrieron lo que parecía ser suciedad saliendo de las paredes, y se contactó con otro constructor, el Señor Keith Morgan, que vivía cerca.
El Sr. Morgan investigó y encontró termitas vivas en la pared entre el dormitorio principal y el baño. Les aconsejó ponerse en contacto con un contratista de control de plagas”.

constructora-termitasLa pareja no pudo contactarse con Termitesh, así que contrataron a otra empresa (Control de Plagas de la Victoria) que se encargó de tratar las termitas de la pared del dormitorio y aplicó una barrera química alrededor del perímetro, pero esto no solucionó el problema y la empresa tuvo que regresar ocho veces entre Septiembre de 2008 y Mayo del 2010.

Sr. Lewis fue presentado con la evidencia de dos posibles puntos de entrada por las termitas.
“Un cuerpo considerable de evidencia apunta al piso de la ducha de baño y el tubo de ventilación como los puntos de entrada de las termitas”, dijo.
“La única prueba opuesta (a diferencia de la especulación) es la declaración del Sr. Wagner que no hay agujeros visibles en el receso de la ducha en el momento de la construcción. Teniendo en cuenta que esto es contrario a los hechos establecidos, se debe descartar.
“Este tribunal debe decidir sobre el balance de probabilidades, no sobre la certeza científica. Sobre esa base la evidencia está en una sola dirección, y me parece que estos dos puntos son los puntos de entrada para las termitas y que dicha entrada es el resultado de una construcción defectuosa. ”

Sr. Lewis mencionó que la casa había sido “extremadamente dañada”.
“Un número de las habitaciones se ven afectadas, y los ingenieros confirman que, en algunos aspectos, la integridad estructural de las paredes se ha visto comprometida en la medida en que deberían ser reemplazadas”, dijo.

El Sr. Lewis le ordenó al Señor Wagner pagar al Sr. y la Sra. Tracey  US$98.600 dentro de los 28 días a partir de la fecha de la sentencia.

Ante cualquier construcción habitacional se deben tomar las medidas necesarias con profesionales expertos en control de plagas para evitar que un caso como el del Sr. y la Sra. Tracey  afecten su vivienda.